• img-book

    Carmen Jiménez Fernández

ISBN: 978-84-8198-951-9
SKU: 1I0377

Tomás y …

por: Carmen Jiménez Fernández

Conozco a Tomás desde que nació hace veintidós meses. Es rubio, de pelo algo rizado y tiene los ojos azules. Más bien delgado, anda muy recto. Aprendió a andar sin gatear. Ga­tear, lo que se dice gatear, no sabe. De sonrisa cautivadora. Es cantarín y poco hablador. Su lema parece ser hay que hacerse entender sin palabras. Y consigue lo que quie­re mediante la expresión corporal. Hablar, lo que se dice hablar, poco.
Le gusta investigar e inventar, hasta donde le dejan. Constantemente tiene que estar removiendo límites. Por doquier escucha: eso no, Tomás. Aquello tampoco, Tomás. Por ahí no, Tomás… ¡Uh!
Tomás tiene una prima, Sofía. Es más pequeña que él. Sofía ha vivido con Tomás algunas de las historias que voy a contar.
También tiene una hermana, Carmen. Más pequeña que Sofía.
Tomás es un niño muy querido. Y él lo sabe.

15,00

Quantity:
Libros de Carmen Jiménez Fernández
Tomas y ... Portada
Añadir al carrito
Descripción

Conozco a Tomás desde que nació hace veintidós meses. Es rubio, de pelo algo rizado y tiene los ojos azules. Más bien delgado, anda muy recto. Aprendió a andar sin gatear. Ga­tear, lo que se dice gatear, no sabe. De sonrisa cautivadora. Es cantarín y poco hablador. Su lema parece ser hay que hacerse entender sin palabras. Y consigue lo que quie­re mediante la expresión corporal. Hablar, lo que se dice hablar, poco.

Le gusta investigar e inventar, hasta donde le dejan. Constantemente tiene que estar removiendo límites. Por doquier escucha: eso no, Tomás. Aquello tampoco, Tomás. Por ahí no, Tomás… ¡Uh!
Tomás tiene una prima, Sofía. Es más pequeña que él. Sofía ha vivido con Tomás algunas de las historias que voy a contar.
También tiene una hermana, Carmen. Más pequeña que Sofía.
Tomás es un niño muy querido. Y él lo sabe.

Descripción

Conozco a Tomás desde que nació hace veintidós meses. Es rubio, de pelo algo rizado y tiene los ojos azules. Más bien delgado, anda muy recto. Aprendió a andar sin gatear. Ga­tear, lo que se dice gatear, no sabe. De sonrisa cautivadora. Es cantarín y poco hablador. Su lema parece ser hay que hacerse entender sin palabras. Y consigue lo que quie­re mediante la expresión corporal. Hablar, lo que se dice hablar, poco.

Le gusta investigar e inventar, hasta donde le dejan. Constantemente tiene que estar removiendo límites. Por doquier escucha: eso no, Tomás. Aquello tampoco, Tomás. Por ahí no, Tomás… ¡Uh!
Tomás tiene una prima, Sofía. Es más pequeña que él. Sofía ha vivido con Tomás algunas de las historias que voy a contar.
También tiene una hermana, Carmen. Más pequeña que Sofía.
Tomás es un niño muy querido. Y él lo sabe.

“Tomás y …”

Todavía no hay críticas.