Aquella Baiona de los años 40 y 50

12,00

Mi bautismo de mar tuvo lugar en Baiona, cuando yo aún tenía 6 años y la fortaleza del castillo era propiedad (mucho antes de convertirse en Parador) de mi admirado y misterioso D. Ángel Bedriñana.
Creo que fue aquella primera visión impactante de la inmensidad del mar (y de horizontes por descubrir) la que me animó más tarde a recorrer muchos caminos y me abrió a otras lenguas, a otras culturas, a otras gentes alejadas de aquel punto básico de referencia.
Años después, Baiona y yo fuimos creciendo y evolucionando por separado a cientos, a miles de kilómetros de distancia. Mientras yo enseñaba español por esos mundos, Baiona cambiaba poco a poco su piel de pueblo de veraneantes, aunque eminentemente pesquero, y también se hacía internacional.
Ahora, por fin, vuelve a unirnos el recuerdo de una época inolvidable, apresada en un blanco y negro nostálgico y suavemente melancólico. Es el reflejo de una época de travesuras infantiles, de representaciones teatrales y musicales, de aventuras imaginadas y de sueños adolescentes no siempre realizados. Años de claroscuros y contrastes presididos por personas y ambientes que (para mi desgracia y posiblemente también para la de Baiona) se han transformado o han acabado desapareciendo para siempre.

Agotado

SKU: 1I0243 Categorías: ,